03/10/2008
Noticias sobre presentaciones y firmas

Mossad. La ira de Israel.
Nuevo libro de Eric Frattini
 

«No habrá matanzas de líderes políticos; éstos deben ser tratados por medios políticos. No se mataría a la familia de los terroristas; si sus miembros se interponen en el camino, ese no es nuestro problema. Cada ejecución tiene que ser autorizada por el primer ministro del momento. Y todo debe hacerse según el reglamento. Hay que redactar un acta de la decisión tomada. Todo limpio y claro. Nuestras acciones no deben ser vistas como crímenes patrocinados por el Estado sino como la última acción judicial que el Estado puede ofrecer. No debemos ser diferentes del verdugo o de cualquier ejecutor legalmente nombrado».

Meir Amit
Director del Mossad (1963-1968)
sobre las reglas que debía cumplir el Kidon en sus operaciones

 

«Nuestra tarea es hacer historia y luego ocultarla. En general somos honrados, respetamos el gobierno constitucional, la libertad de expresión y los derechos humanos. Pero al fin entendemos también que nada debe interponerse en lo que hacemos».

Rafi Eitan
Responsable del Metsada

 

 

 

Desde la creación del Mossad en marzo de 1951, sus agentes se dedicaron a buscar a supuestos enemigos de Israel en lo más recóndito del planeta. La primera operación autorizada "políticamente" por un jefe de gobierno a la entonces unidad de Nokmin (Vengadores) se llevaría a cabo en mayo de 1960, cuando David Ben Gurion autorizó al memuneh Isser Harel el secuestro y posterior traslado a Israel de Adolf Eichmann, uno de los máximos responsables nazis de la llamada "Solución Final". El éxito de la operación "Garibaldi", que acabó con el enjuiciamiento y ejecución de Eichmann, supuso la creación del temible Kidon (Bayoneta), la sub-unidad de ejecutores del Metsada, el departamento de operaciones especiales del Mossad. El Kidon y sus miembros, también llamados kidones, se convirtieron en la punta de lanza de las nuevas venganzas que debería llevar a cabo Israel contra sus enemigos.

Este libro relata, con nombres y apellidos, como en nombre de Israel y con la autorización expresa del Primer Ministro, el Kidon, el brazo ejecutor del Mossad, eliminó desde 1960 y hasta la actualidad a criminales de guerra nazis, terroristas palestinos, científicos atómicos iraquíes, terroristas alemanes, líderes de la OLP, ingenieros expertos en armamento, traficantes de armas, a un magnate de prensa y a un líder de Hamas. Los kidones del Mossad estrangularon, envenenaron, descuartizaron, ahogaron, dispararon o volaron por los aires a todos aquellos que supusieran un peligro para el Estado de Israel. Así se convirtieron en leyenda, en el oscuro símbolo de la ira de Israel.

 

Eric Frattini

Eric Frattini

 
 
 
 
 
 
Grand Guignol Ediciones, S.L. : Gavilanes, 1 23035 Madrid  +34913166512   info@grandguignolediciones.com : Aviso legal : Ayuda compra online